TEMAS CONTEMPORÁNEOS: BENEFICIOS Y DESAFÍOS DE LA CIBERCULTURA

Por Valdeci Silva Santos

Reforma Siglo XXI, Vol. 15, No. 2

La cibercultura es una realidad que cambia rápida-  mente costumbres y estilos de vida del mundo contemporáneo, especialmente en lo referente a la educación de los jóvenes. Salir de casa con un cuaderno para consultar algunos libros en la biblioteca pública es una actividad prácticamente prehistórica, porque la información nunca se ha encontrado tan fácilmente como ocurre través de los sitios web. La gran mayoría de los adolescentes crece con un mouse en una mano, un control remoto en la otra y un monitor en frente de su rostro. Bill Gates, fundador de Microsoft, a menudo se refiere a la nueva generación como “Generación E”, haciendo una referencia al impacto electrónico en esta generación. Los adolescentes siempre están “conectados” y activos en el mundo online. Para ellos, el Internet es una fuente primaria y necesaria de la información. Por otra parte, a través de mensajes de correo electrónico, programas de mensajería instantánea como MSN Messenger y Skype, los estudiantes pueden compartir información, temas y el trabajo escolar con una velocidad sin precedentes en la historia de la educación. Cualquier profesor que quiera mantenerse al día y que realmente quiera tratar de comunicarse con sus alumnos no puede limitarse al espacio del aula, sino que tendrá que estar disponible a través del mundo virtual.

Varias escuelas han adoptado equipos digitales e interactivos para agilizar la transmisión de conocimientos. Veiga Edison informa que en algunas escuelas de la ciudad de Sao Paulo, “mientras que los maestros hablan de la química orgánica, la citología o la Revolución Francesa, ellos (los estudiantes) están en todo momento conectados al Internet.” Mientras que algunos celebraban la noticia como fuente de estímulo para el aprendizaje y la creatividad de los estudiantes, otros afirman que podría “embrutecer” el estudiante, ya que es un sistema educativo excesivamente abstracto. El hecho es que los debates sobre este tema parecen lejos de una conclusión satisfactoria.

El Internet también ha instalado el fenómeno de los blogs entre los usuarios. El espacio virtual es ahora un condominio de miles de blogs (un web-logs, o diarios publicaciones populares en la web) para los diferentes usuarios. Contrariamente a lo que muchos piensan, los blogs no son sólo bromas adolescentes, sino que los espacios son ocupados en serio por los hombres de negocios, periodistas, médicos, académicos y religiosos que quieren “dejar su mensaje”. Hay blogs personales, profesionales, culturales, educativos y otros fotoblobs. Según un experto en la materia, los que quieran dirigir o influir en la cultura deben aprender a sacar provecho de esta poderosa herramienta de comunicación.

Algunos de estos blogs se han vuelto tan populares que terminan siendo publicados como libros para enseñar al pequeño universo que no tiene el hábito de la navegación por el Internet, en busca de lo mismo. Y como a todos nos gusta saber algunas “pequeñas cosas sobre los demás”, el voyeurismo se convierte en un fenómeno creciente. Otro factor decisivo para la popularidad de los blogs es la posibilidad de unirse a ellos y actualizarlos (por ejemplo, el sitio www.blogger.com ofrece consejos y editores simples para acoger estas páginas). A diferencia de las páginas tradicionales de sitios web, los blogs no requieren conocimientos de HTML y se pueden actualizar en cuestión de minutos y desde cualquier computadora, ya que los programas que editan páginas están disponibles en la propia web y cómo todo el mundo parece estar interesado en la vida y opiniones de los demás, las visitas diarias a los blogs se han convertido en el pasatiempo de muchos. Por lo tanto, lo que se confió una vez a través de conversaciones telefónicas, ahora se transmite a varias personas y que se registró diariamente y se almacena en una “llave” que se da a conocer de manera explícita al público. Tapando todo, los blogs se han convertido en el medio más rápido de información en el mundo del periodismo. Hoy, por ejemplo, la fuente más inmediata de la información no es    la noticia o comentario presentado por Ricardo Boechat, el programa diario de noticias, sino al “ Boechat blog” que pone en tiempo real mensual de los recientes escándalos subsidio, las agresiones de la policía federal en la búsqueda de “sanguijuelas”, y la última esposa de «aquel» jugador de fútbol.

Otra de las novedades muy utilizada en el Internet es la OrkutMania, es decir, una red para ayudar a sus miembros crear nuevas amistades y mantener relaciones antiguas a través de comunidades virtuales. El término recibe su nombre del jefe de diseño, Orkut Büyükkökten, un ingeniero turco en Google. El OrkutMania hoy ya con referencia simplemente abreviada Orkut, pronto fue adoptada por los cibernautas, incluidos los niños (aunque en la comunidad para acceder a estos niños tienen que falsificar la fecha de nacimiento, ya que hay un límite de edad para hacerlo). En principio, estas páginas no ofrecen grandes dificultades para ser visitados por fisgones   u otras personas. Algunos de ellas incluso fueron utilizadas para propagar la violencia, el racismo e incluso la pornografía que han transformado la vida de algunas personas en un infierno. Uno de los más conocidos en este sentido fue la de Francine Favoretto de Resende, un estudiante de derecho en la Fundación para la Enseñanza de Eurípides de Rocha Soares, en Marilia, SP. A principios de abril de 2006, se pusieron a disposición a través de comunidades de Orkut y algunos blogs, algunas fotos de la chica que participan en actos sexuales. Como resultado, Francine fue objeto de amenazas por parte de otros estudiantes y tuvo que recurrir a la protección policial. Ella insiste en que todo era montaje computarizado, pero eso no impidió que su vida se convirtiera en un diario de la miseria de su traslado a vivir en reclusión en el hogar y en el colegio.7 Para evitar problemas similares los creadores del Orkut presentaron a finales del mes de abril de 2006, un instrumento para permitir a la gente para seguir el perfil de quienes visitan sus páginas. Esta herramienta funciona como un “binacional” y se puede desactivar, pero con esto, se pierde toda protección. Sólo el futuro dirá la efectividad de esta medida y la capacidad de los hackers para neutralizarlo. El hecho es que la seguridad es un tema muy controvertido en el caso del Internet. Al principio, la cibercultura ofrece varias ventajas y beneficios para los usuarios y esto justifica su popularidad. Algunos de los ejemplos anteriores se pueden utilizar para el desarrollo de la interacción social, motivar la lectura y la escritura, así como las posibilidades de apertura comercial para un universo que estaba oculto.

Sin embargo, como cualquier subcultura es esencialmente impredecible. El universo cibernético ofrece algunas dificultades e incluso peligros. Por ejemplo, a juzgar por cómo los jóvenes abrevian palabras e inventan nuevos términos para facilitar la digitalización, cualquier maestro diría que la generación electrónica trivializa y mutila la gramática de cualquier lengua, aunque hay opiniones de los expertos que contradicen esta predicción. Algunos expertos también indican que muchos adolescentes que tienen dificultades para comunicarse en el mundo virtual no pueden hablar con sus padres o con sus amigos en el mundo real.9 Por lo tanto, el universo del ciberespacio requiere una mayor atención. Uno de los principales riesgos del espacio web se debe a la dificultad de control de la misma. El Internet es un territorio de nadie. Por lo tanto, muchos de los que lo utilizan se sirven de ello como un medio para facilitar relaciones que pueden ser en realidad “escaneando con el enemigo.” Es decir, los diarios en línea y comunidades de Orkut portátiles pueden ser lugares donde las personas exponen sus sentimientos, pensamientos, miedos, información personal. Sin tener ni idea de quién va a leer esta información desde el otro lado. Esta es una razón por lo que sitios como MySpace, Facebook y Xanga se han propuesto por algunos periodistas como zonas de alto riesgo. Otros señalan el riesgo de aportar la información y las fotos de la familia que los menores pueden ser intencionalmente corrompidos por los pedófilos y otros criminales que también navegan por el Internet continuamente.11 Por otra parte, es siempre el hecho de que cada mensaje transmitido por cualquier canal de comunicación no sólo aporta la información, pero la filosofía de quien la escribió. Con tantos jóvenes pueden estar teniendo su pensamiento y valores “formados” o “reformados” de la cibercultura. Gran parte de los riesgos del mundo virtual podría ser minimizado si los padres y los educadores fueran conscientes de los peligros que se encuentran en ese espacio. Sin embargo, el diálogo entre padres e hijos todavía parece ser una de las mayores profundidades de la humanidad: el espacio real que hay que conquistar. Muchos padres no tienen la menor idea de que sus hijos usan libremente el Internet como un canal de relaciones de pareja y el amor, y cuando   el corazón se derrama por los dedos es porque el alma está sedienta de atención y la intimidad. Muchos adultos también, como educadores, parecen no entender que el tiempo frente a una máquina, con la supuesta misión de comunicar la verdad y transmitir un mensaje a alguien de “el otro lado”, puede ser perjudicial para la relación con los que son “al lado”, ya que afecta al compromiso vivo y real a cambio de una intimidad virtual. Por lo tanto, algunas pautas deben ser cultivadas en el uso del Internet, sobre todo por aquellos que dicen poseer el temor del Señor.

En primer lugar, el tiempo de uso del Internet debe limitarse a lo esencial, en vez de extenderse a lo superfluo. Debemos recordar que la cultura de “desocupado” siempre da alas a la curiosidad del corazón pecaminoso del hombre.

Además, “malas comunicaciones (incluso por vía electrónica) corrompen las buenas costumbres” (1 Corintios 15:33). En segundo lugar, debemos darnos cuenta de que, para el cristiano, “la privacidad es secundario a la cuestión de la pureza”.13 Por un lado, cualquier falsificación de la fecha de nacimiento, el nombre y las características da como resultado una posición de mentira y por lo tanto es antibíblica. Además, esta actitud puede ocultar graves problemas personales como ¿por qué alguien podría pasar tanto tiempo tratando de ser alguien más? En cuarto lugar, hay que evitar la confusión entre la intensidad y la intimidad. Hay muchos que están fuertemente conectados, pero se desvanece la intensidad cuando la novedad se agota. La intimidad es la que el alma humana está anhelando y es fruto de una relación real, segura y definida. Esto no se puede lograr ni en el mundo virtual ni en el mundo de la desconfianza, porque el temor lleva en sí castigo “y el que teme no ha sido perfeccionado en el amor” (1 Juan 4:18). Por último, todo cristiano que busque la intimidad con Dios debe hacer en serio un pacto con sus ojos para no ponerlos en imágenes indebidas y capaces de despertar la lujuria de sus corazones (cf. Job 31:1, Mateo 5:28 y Santiago 1:14-15). Si los ojos son la lámpara del cuerpo (Mt. 06:22), quien quiera ser la luz del mundo debe ser celoso en el uso de estos.

A %d blogueros les gusta esto: