PAGANISMO EN LA MIRA – #1

Por Peter Jones

Reforma Siglo XXI, Vol. 6, No. 2

Gracias al libro El Código DaVinci, el evangelismo nunca será lo mismo. 

¡Es como si estuviéramos en el segundo siglo! Ireneo, un presbítero de la iglesia en Lyons (Francia), fue a Roma en 177 D.C. Cuando regresó, encontró que cuarenta de sus hermanos miembros de la iglesia, incluyendo el pastor Pontino, habían sido ejecutados por las autoridades paganas. Ireneo llegó a ser el nuevo pastor, y pasó el resto de su vida protegiendo su rebaño tanto de las autoridad paganas desde afuera, como de los ‘cristianos gnósticos’ y sus enseñanzas herejes dentro de la iglesia.

En nuestros tiempos las sociedades antes informadas por el cristianismo parecen más y más a la Roma pagana. De hecho, nunca desde los tiempos de Roma el homosexualismo ha sido aceptado como una conducta normal – aunque ni en Roma existió ‘matrimonio gay’. En nuestras sociedades liberadas y ‘seculares’ (pero muy religiosas en términos paganos), el cristianismo lleva un bozal y está siendo más y más marginado. Esto es lo que vemos desde afuera. Dentro de la Iglesia nos encontramos con apostasía. Enfrentamos una forma de cristianismo que no es nada más que la misma herejía que Ireneo luchó por denunciar. 

A principios de este año me invitaron a colaborar con el Dr. Jim Garlow para escribir una respuesta a la tremendamente exitosa novela El Código DaVinci. Al escribir esto, se han vendido más de 6 millones de copias del Código, y están comenzando a hacer una película. Hace 6 semanas la editorial Victor no sabía que yo existía. Hoy recibí una copia del libro que escribimos, Cracking DaVinci’s Code (Descodificando el código DaVinci). ¡En tan sólo 6 semanas el libro fue escrito, editado, publicado y colocado en las tiendas! Por supuesto lo único que he hecho durante las últimas semanas es trabajar en este libro. Ya se está vendiendo en las librerías principales.

Durante estas últimas semanas – sin ninguna ilusión desmedida – me sentía como si estuviéramos haciendo lo que hizo Ireneo hace 1800 años. Ireneo enfrentaba el poder seductor de los textos gnósticos cuando primero aparecieron. Estos mismos textos fueron recientemente descubiertos de nuevo y traducidos al inglés. Y eruditos bíblicos apóstatas los están usando, especialmente aquellos que están identificados con el llamado ‘Seminario de Jesús’ (Jesus Seminar), también teólogos feministas radicales, y ahora Dan Brown (autor de El Código DaVinci) para socavar si es posible los fundamentos históricos del Nuevo Testamento.

En días pasados nuestro testimonio cristiano era más fácil. Podíamos citar la biblia como prueba para nuestros argumentos, y la persona no-creyente aceptaba o rechazaba las afirmaciones bíblicas. Pero El Código DaVinci relativiza el testimonio bíblico de Jesús. Reclama como un ‘hecho’ que el Nuevo Testamento es un relato secundario y tardío. Reclama que Jesús realmente fue un gnóstico, y que los primeros documentos ‘cristianos’ fueron el evangelio gnóstico de Tomas y el documento hipotético ‘Q’. Uno de los personajes principales en El Código DaVinci dice, «Muchos eruditos afirman que la Iglesia primitiva literalmente robó a Jesús de sus seguidores originales, modificando su mensaje humano, vistiéndolo de un manto impenetrable de divinidad y lo usaron para ampliar su propio poder». En otras palabras, el testimonio bíblico de Jesús es realmente un impostor, una imposición más tarde desde una perspectiva machista y patriarcal por unos hombres quienes creían equivocadamente que Jesús era salvador divino y humano.

Brown hace dos cosas que hemos intentado rebatir en nuestro libro Cracking DaVinci’s Code: 1) De manera negative Brown intenta desacreditar la biblia, el canon y el evangelio por medio de usar los ‘descubrimientos’ de la ciencia moderna de Nuevo Testamento; 2) De manera ‘positiva’ Brown propone una nueva agenda espiritual (en el próximo noticiero tocaré este punto).

Uno puede leer en el internet muchos comentarios que declaran que la novela de Brown ‘nos da permiso’ de abandonar el cristianismo bíblico. Una señorita de 16 años le dijo a una señora que intentaba compartir con ella el evangelio: «El Codigo DaVinci muestra que la biblia es un fraude. Además, me siento muy cómoda con la espiritualidad que he encontrado en el libro. Me queda perfecto». Esta señorita ha sido influenciada por los dos elementos de la novela. Ella desecha la biblia como una falsificación de la historia, y es prosélito a su ‘nueva espiritualidad’ – el triste resultado del golpe doble que lleva el libro. Para que podamos dar razón de la esperanza que hay en nosotros, es mi firme convicción que los cristianos debemos leer esta novela para familiarizarnos con lo que están creyendo nuestros vecinos. Porque cuando la novela y la película terminen con nuestro continente el evangelismo nunca será lo mismo.

A %d blogueros les gusta esto: