PAGANISMO EN EL MOVIMIENTO AMBIENTALISTA

Por Max Vindas

Reforma Siglo XXI, Vol. 18, No. 2

Como en las historias del Antiguo Testamento, donde el pueblo de Israel en un abrir y cerrar de ojos abandona la adoración a su Dios y lo sustituye con cualquier cosa, así está nuestra sociedad, con gran poder Dios los saca de la tierra de Egipto, y de un momento a otro hacen un becerro de oro, les levanta una serpiente de bronce como señal de un salvador y terminan adorándola, les conquista una tierra y adoptan los dioses de las hijas de aquella tierra. Así mismo después de que Dios les diera una impresionante naturaleza la cual testifica sobre la existencia del Creador y los hombres terminan adorando a la creación.

Hoy el movimiento ambientalista ha dejado de cuidar del medio ambiente para adorarlo y de repente nuestra diosa, la madre tierra, siente, llora, es sabia, ríe, crea y sobre todo está enferma y la enfermedad somos nosotros mismos. Lo más interesante de esta historia es que además del hombre ser el parásito que enferma la tierra, al mismo tiempo, también es la cura y así nos convertimos en acusados y jueces, demonios y dioses, pecadores y salvadores; como dijo GK Chesterton: “Cuando el hombre deja de creer en Dios no se queda creyendo en nada si no más bien termina creyendo cualquier cosa”.

¿Hay algo de malo en consevar el ambiente?

Génesis 1:28

“Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multipli- caos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”

La respuesta corta a esta pregunta es: por supuesto que no; como cristianos nos interesa vivir en un medio ambiente limpio y agradable, el cual permita el sano desarrollo de nuestra sociedad. Además, el mantener el medio ambiente saludable, es una manera de amar al prójimo ya que la naturaleza nos fue entregada para satisfacer todas nuestras necesidades. Es del uso correcto de la tierra de donde salen los alimentos con los que se sustentan todas las personas.

Tenemos que tener mucho cuidado como cristianos, cuando escogemos nuestra posición en el tema de la conservación, ya que la línea que divide la mayordomía ambiental del paganismo conservacionista es muy fina. En la actualidad existen gran cantidad de grupos y acciones que han cruzado esa línea; dejaron de ser mayordomos de la naturaleza, para glorificar al Creador y pasaron a ser adoradores de la tierra misma, dándole animosidad y personalidad.

Para poder entender bien lo que Dios nos manda en Génesis, debemos definir la palabra sojuzgar. El diccionario de la RAE define la palabra sojuzgar como: Sujetar o dominar con violencia algo o a alguien; en hebreo la palabra utilizada es Kabash, que significa Sojuzgado, Sojuzgadla, sometido, para someter a, reducidlos a la esclavitud. De esta manera, queda claro que el mandato de Dios es de dominar la tierra y tenerla bajo servidumbre.

Toda acción humana destinada a dominar el ambiente es permitida por Dios; el dominio del ambiente es muy distinto a la destrucción del ambiente, si destruimos el medio ambiente, no estamos siendo mayordomos de la creación de Dios. Sin embargo, el creer que el hombre debe de alejarse de la naturaleza para que esta permanezca virgen, es un pensamiento pagano. La creación está para servir   al hombre, a sus propósitos de alimentación, recreación, admiración y su mayor propósito, es servir como testigo vivo de la existencia del Dios creador.

Y entonces ¿cómo podemos saber cuándo estamos conservando y cuándo estamos cayendo en la agenda pagana? Primero veamos algunos ejemplos bíblicos. En la Biblia encontramos instancias donde se señala a la tierra salvaje y bajo el dominio de las bestias, como un juicio de Dios, por ejemplo, veamos el siguiente pasaje:

Ezequiel 14:15 (RVR1960)

15 “Y si hiciere pasar bestias feroces por la tierra y la asolaren, y quedare desolada de modo que no haya quien pase a causa de las fieras”.

De la misma manera podemos ver pasajes donde, el do- minio del medio ambiente es considerado como una bendición. En el siguiente pasaje vemos, como Dios mismo dice que dominará el ambiente, para la comodidad de su pueblo. Sea de manera ilustrativa o literal, el dominio del ambiente se nos presenta como algo bueno:

Isaías 43:19-20 (RVR1960)

  • He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desier- to, y ríos en la soledad.
  • Las fieras del campo me honrarán, los chacales y los pollos del avestruz; porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido.”

No podemos dejar de lado, la gran cantidad de pasajes bíblicos en los cuales Dios habla de la grandeza de su creación, ya sea como testigo de la gloria de Dios, o simple- mente como ejemplos para ilustrar algún punto; por ejemplo: Jesús menciona muchas veces a las aves del campo y utiliza la belleza natural en sus ilustraciones, como vemos en esta cita:

Mateo 6:28-29 (RVR1960)

  • Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;
  • pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

Bajo ese contexto podemos decir que, atravesamos la línea de la conservación al paganismo, en el momento en que le damos valor intrínseco a lo creado; esto significa que el valor de la creación queda en función, en primer lugar, de ser testigo silencioso de que Dios existe y en segundo lugar, en términos de la utilidad que la humanidad le puede dar. De cualquier manera ¿Quién va a apreciar los bellos animales y los increíbles paisajes de no ser los ser humanos?, a ningún animal le interesa si otra especie sobrevive o se extingue, ni siquiera se dan cuenta ya que no son conscientes.

Otra manera de cruzar la línea es, el pensar que se puede beneficiar a una población de alguna especie, en detrimento de un grupo de personas. La conservación siempre debe de ser ponderada en función del beneficio humano y nunca en detrimento de la sociedad. De esta manera, podemos crear un lindo parque natural porque este provee al hombre con la oportunidad de admirar y/o estudiar lo creado, a la vez que sirve para el esparcimiento de la población. Es lógico y racional planear que las zonas conservadas sean aquellas que protejan la mayor cantidad de biodiversidad y recursos paisajísticos de determinada región. La preservación de la naturaleza es de gran bienestar para la población, son miles las personas que tienen trabajos relacionados con ambientes sanos, los ríos limpios son buenos para todos. La contaminación del ambiente es señal de la maldad humana y el hecho de que no podamos proteger todos los ambientes ni a todos los animales, ya que es necesario alimentar a la población, es una señal que vivimos en un mundo caído; por lo tanto, no podemos perder la cabeza por la pérdida de ecosistemas, de la mima manera que debemos aceptar muchos desastres naturales, dolor y miserias. lo importante es tener presente que Jesús nos prometió regresar y hacer todo nuevo.

El efecto Alfa

“El perro por naturaleza busca al macho alfa, cuando un perro no tiene reglas ni límites se frustra y se vuelve un perro agresivo” Cesar Millán

Hace unos días, en una famosa página de observadores de aves, una señora publicó una pregunta; ella preguntó qué podía hacer con unas deposiciones fructosas que aparecían en su balcón todas las mañanas, no sabía qué animal era y no quería tomar medidas extremas. Como resultado de su publicación, además de identificar al responsable por las deposiciones como murciélago, la señora recibió una gran cantidad de improperios e insultos.

Me sorprendí en gran manera por la agresividad con que estas personas reaccionaron al comentario de la señora, desde malas palabras hasta asesina, que ella mere- cía morir, que se fuera del territorio del animal ya que ella era la intrusa, etc. La señora finalmente respondió y dijo: “ Escribí mi mensaje a la carrera porque iba para el supermercado, con las medidas extremas me refería a cerrar el balcón ya que mi hija padece de alergias, hice la pregunta en esta página porque me parecía que los observadores de aves eran gente pacífica y que aman la naturaleza, pero veo que estaba equivocada”

¿Cuál puede ser la razón por la cual un feliz grupo de admiradores de la naturaleza se conviertan en jueces despiadados? Podemos intentar encontrar la respuesta en la sabiduría del encantador de perros; de acuerdo con la filosofía de este exitoso entrenador de perros, si un perro no tiene un amo que sea líder y le ponga reglas, el animal se sentirá frustrado, infeliz y podría reaccionar agresivamente, Cesar Millar indica que al tener reglas y saber que él es un perro y no un humano, el perro estará mucho más feliz e inclusive él mismo dice que el tratar a un perro como a un humano es un tipo de agresión animal.

Podemos aplicar esta información en un paralelismo con los humanos, al comparar la relación amo-perro con Dios y el hombre, de manera que pareciera que el famoso “Encantador de Perros” encontró la fuente de su conocimiento en las enseñanzas Bíblicas cuando dice:

Romanos 1:21-22

  • Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.
  • Profesando ser sabios, se hicieron necios.

Así como un perro sin reconocer a su amo y sin tener reglas se vuelve agresivo e inestable, de la misma manera nos ocurre cuando no tenemos a Dios y negamos su existencia. La mayoría de los miembros de este grupo son personas afines al humanismo secular, su creencia es que evolucionamos al igual que el murciélago y por lo tanto la señora era la invasora. En presencia de una invasora y la ausencia de un Dios, ellos, los conocedores de la naturaleza, se tornan inmediatamente en los jueces y dictan sentencia agresiva y déspota, dictaminando que esta infame intrusa debe morir.

Fue inevitable notar en los comentarios de dichos “amantes de la naturaleza” su gran necedad, que como lo dictaminan las escrituras, es un efecto de no reconocer al alfa de toda la creación y sin cabeza, no les quedó más remedio que ladrar agresiva y desconsoladamente, rogando a su madre tierra por un Cesar Millán que tome venganza de estos impunes delincuentes que invaden el territorio de sus hermanos los murciélagos.

No es difícil entender por qué las personas que no re- conocen a Dios se tornan inseguras y agresivas, a ellos no les queda más que salvar, por sus propios medios, a la raza humana, tomando en cuenta que para salvar a la raza humana deben de proteger con sus vidas a la madre tierra, ya que es el único refugio y la fuente de toda vida. No es extraño escuchar a personas diciendo que para poder salvar a la madre tierra y por ende asegurar nuestra existencia debemos de disminuir la población humana a toda costa, pero con certeza su proceso de raleamiento de la humanidad no los incluye a ellos, sacerdotes conocedores de su madre a la cual quieren defender con sangre.

Unismo en los movimientos conservacionistas

Romanos 1:25 (RVR1960)

25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

Es muy frecuente escuchar a personas acusando a cristianos diciendo, que en el mundo existen miles de religiones y dioses, que el creer que el suyo es el verdadero es un grado de arrogancia gigantesco; esto por supuesto que es una mentira, ya que sin importar la cantidad de dioses que los humanos puedan adorar, todas las religiones son solamente superficialmente similares. pero fundamentalmente diferentes y todas reclaman exclusividad, además la verdad por definición es exclusiva. Esta verdad fue capturada de manera brillante por el famoso escritor inglés Steve Turner en su poema “El Credo” de la siguiente manera:

“Creemos que todas las religiones son básicamente iguales por lo menos las que revisamos lo eran

Todas creen en el amor y la bondad Solo se contradicen en temas de

creación, pecado, cielo, infierno. Dios y salvación”

Al analizar con detalle todas las creencias, las podemos clasificar en dos cosmovisiones generales: el Unismo y el Dosismo. El Apologista Peter Jones basado en Romanos 1, describe que existe solamente la verdad (dosismo) y   la mentira (unismo). El unismo es descrito como todos aquellos sistemas de creencia que deifican a algo creado, ya sea una energía, tal como el Budismo, o una fuerza impersonal; a la materia como el humanismo secular quienes recitan “somos polvo de estrellas”. En cualquiera de los casos que podamos analizar, todas las religiones unistas acaban adorando a la creación y por ende, al ser nosotros parte de la creación somos también divinos. Dosismo se refiere a la fe cristiana la cual acepta que existe un Creador separado de la creación.

James Wanliss en su libro “El Dragón Verde” nos describe al movimiento ambientalista como un movimiento sofisticado y de varios tipos de pensamiento religioso unido, además dice que es “el principio organizativo central de la comunidad mundial”. Veamos la ingeniosa descripción que Wanliss nos hace:

“Es una religión con una visión de pecado y arrepentimiento, cielo e infierno, incluso tiene un vocabulario especial como sostenibilidad y carbono neutral. Su comunión es la comida orgánica. Sus sacramentos son el sexo, el aborto y cuando todo falla, la esterilización.”

De esta manera, Wanliss nos advierte de este gigantesco movimiento, que de manera silenciosa y con sus aparentes obras de bienestar y buena voluntad, se va incorporando en toda la sociedad, incluyendo nuestras propias Iglesias. Existen mil y una maneras de como el grupo ambientalista incorpora una visión pagana a la conservación del medio ambiente, a continuación les mencionaremos algunas:

1- Relacionar la destrucción de la naturaleza con la sobrepoblación humana.

En el planeta hay más de seis mil millones de personas, según los ambientalistas esta gran población es la mayor amenaza a la madre tierra y para poder salvarla, necesitamos disminuirla radicalmente. Si colocáramos a toda la población de la tierra en un solo lugar con la densidad de población de una ciudad normal, todos cabrían en el estado de Texas y sobraría espacio lo cual desmiente el mito de la sobre población, La Organización “Center for Biological Diversity” quien lucha por la conservación del medio ambiente, además de apoyar una serie de proyectos legales en pro de la conservación, también ofrecen, de manera gratuita, preservativos con fotos de animales en peligro de extinción y refranes alusivos según reporta el NY times, una de las envolturas dice “Use con cuidado y salve a un Oso Polar” otro dice “Use un preservativo y salve a un búho moteado”. Esta organización contabiliza a la población en términos de la cantidad de carbono que produce, ellos promueven bajar la taza de reproducción de los Estados Unidos de dos nacimientos por mujer a un 1.5 y así disminuir la producción de CO2 en un 33 % en cien años, tomemos en cuenta que al ritmo actual de dos nacimientos por mujer ni si quiera sustituye a la población actual resultando en un envejecimiento de la población y los problemas sociales que esto conlleva.

Es difícil observar un programa sobre la naturaleza sin que sea narrado por el más famoso presentador de programas sobre la vida silvestre del mundo, estoy hablando del inglés sir David Attenborough; este popular presentador dijo que: “Los humanos son una plaga en la tierra y por  lo tanto la población debía ser controlada” El señor Attenborough es una persona sumamente querida ya que ha dedicado toda su vida a hablar de las bondades de la naturaleza, sin embargo, se ha dejado llevar por sentimientos, poniendo más alto a los animales que al público que es el único que puede ver y entender sus programas.

El famoso y millonario Ted Turner, fundador de la cadena CNN y un reconocido humanista dijo que la población ideal para el planeta es entre 250 y 300 millones, solo un 5 % de la población actual, el señor Turner es el fundador de la “Fundación para las Naciones Unidas” para la cual recauda billones de dólares anuales, los cuales son utilizados en diversos temas en naciones unidas. Este tipo de pronunciaciones dejan en claro como, desde las personas más influyentes del mundo, nace un creciente odio por la humanidad en pro de la protección de la madre tierra.

Como resultado de esta mentalidad, se ha desatado en los últimos años un gran deseo por disminuir la población a cualquier costo, hemos visto ataques contra la vida humana en todos los niveles. Uno de los peores ataques ha sido contra los que aún no han nacido y vemos como cada día más países adoptan y promueven el aborto; solo en los Estados Unidos se abortan más de un millón de niños al año y el estimado mundial son unos cien mil bebés por día, lo cual es una cifra espantosa. No podemos dejar de lado al movimiento en pro de la eutanasia, esto es promovido para quienes quieran dejar de vivir por cualquier razón, ellos lo consideran un derecho humano y este movimiento es cada vez más fuerte.

Nos ha correspondido vivir en un tiempo donde todo tipo de asalto contra la vida humana está siendo promovido, ya que para nuestra sociedad, cuantos menos seres humanos tenga la tierra, mejor; sin embargo, los cristianos tenemos claro que solo hay un autor de la vida y que todos somos hechos a imagen y semejanza de Dios, como portadores de la imagen de Dios, respetamos la vida a toda costa.

2- Colocar a los animales por encima del hombre.

Uno de los mejores evangelistas de nuestro tiempo, el señor Ray Confort publicó un video llamado “Dios versus ciencia”, en este video entrevista a muchas personas con preguntas sobre ciencia, moralidad y Dios; al realizar la pregunta hipotética de que si su perro y su molesto vecino se estuvieran ahogando, a cual salvaría, ya sea con un poco de duda o con mucha seguridad, muchos reclamaron a su mascota como prioridad para salvar. El Apologista Ravi Zacharias cuenta en muchas de sus charlas que, al caminar por la universidad de Oxford, notó que casi todas las casas poseían algún tipo de calcomanía alusivo a la protección de los animales, pero ninguna de las casas poseía ni un solo anuncio provida.

Hace poco más de un año las redes sociales fueron sacudidas por la muerte del león Cecil, el cual fue cazado por error, siendo un famoso león de uno de los parques nacionales de África del sur; miles y miles juraban muerte y lazaban todo tipo de amenazas contra los que cometieron el error. En los últimos meses, un niño logró ingresar a la jaula del gorila Harambe en el zoológico de la ciudad de Cincinnati en los Estados Unidos, como resultado de esto, los cuidadores del zoológico mataron al gorila para salvar al niño, de nuevo las redes sociales ardieron de furia e inclusive mostrando el deseo de que la madre del niño fuera la sacrificada, nadie celebró el hecho de que una vida humana fue salvada y aunque, matar al gorila fue una tragedia, la historia tuvo un final feliz, ya que una madre se reencontró con su hijo y lo pudo haber perdido.

Son demasiados los ejemplos que encontramos de personas colocando a los animales por encima de los humanos, solo basta hacer una encuesta a personas en las vías públicas o simplemente podemos entrar y ver las conversaciones públicas de los diferentes sitios web, que con buena intención y pésima cosmovisión defienden animales; haciendo que sus seguidores se dejen llevar por sus sentimientos (siempre engañosos), terminando en el repudio a los humanos por amor a los animales. En un escenario donde el hombre no estuviera presente en el planeta ¿Quién podría apreciar y describir la bella creación de Dios?

3- Creer que el hombre puede destruir o salvar el planeta

Cuando la sociedad toma la decisión de no creer en Dios, queda inmersa en un mar de falta de propósito, además, al creer que estamos solos, no les queda más a los hombres que forjar su propio futuro y su propia salvación. Como el hombre y la sociedad se tornan la única fuente   e inteligencia y propósito, eso quiere decir que nosotros mismos somos el bien y el mal, dios y el diablo, cielo e infierno; por lo tanto, nosotros tenemos que salvarnos de nosotros mismos. El filósofo alemán Frederich Nietzsche nos presenta en su poema “La parábola del loco con la linterna” que ocurre exactamente cuando nuestra sociedad decide darle la espalda a Dios y negar en necedad su existencia, observemos sus palabras:

“¿Dónde se ha ido Dios? Yo os lo voy a decir”, les gritó. ¡Nosotros lo hemos matado, vosotros y yo! ¡Todos somos sus asesinos! Pero, ¿cómo hemos podido hacer eso?

¿Cómo hemos podido vaciar el mar? ¿Y quién nos ha dado la esponja para secar el horizonte? ¿Qué hemos hecho al separar esta tierra de la cadena de su sol? ¿Adónde se dirigen ahora sus movimientos? ¿Lejos de todos los soles?

¿No caemos incesantemente? ¿Hacia adelante, hacia atrás, de lado, de todos lados? ¿Hay aún un arriba y un abajo?

¿No vamos como errantes a través de una nada infinita?

¿No nos persigue el vacío con su aliento? ¿No hace más frío? ¿No veis oscurecer, cada vez más, cada vez más? ¿No es necesario encender linternas en pleno mediodía? ¿No oímos todavía el ruido de los sepultureros que entierran a Dios? ¿Nada olfateamos aún de la descomposición divina? ¡También los dioses se descomponen! ¡Dios ha muerto y nosotros somos quienes lo hemos matado! ¿Cómo nos consolaremos, nosotros, asesinos entre los asesinos? Lo que el mundo poseía de más sagrado y poderoso se ha desangrado bajo nuestro cuchillo.

En esta porción del revelador ensayo, Nietzsche entendía que sin Dios la sociedad queda sin punto de referencia y no tiene dirección, sabias palabras de este honesto ateo, el cual, de manera magistral, consiguió profetizar el futuro de la sociedad. Al no quedar con más punto de referencia que nosotros mismos, la salvación se convierte en algo subjetivo, por lo tanto, el planeta ideal, es aquel que existe en la concepción de quien más poder tenga, para echar a andar su plan de salvación, ya sea protegernos del calentamiento global, que nosotros mismos supuestamente producimos, o que el hombre trascienda del cuerpo en carne, al ciberespacio, con el movimiento Trans-Humanista que pretende trasladar nuestra conciencia encerrada en un cuerpo carnal y débil al ciberespacio donde él mismo pueda ser perpetuado.

4- Cree que la tierra esta viva y somos sus hijos

“Acércate al corazón de la Naturaleza… y deja tus car- gas, de ves en cuando debes subir una montaña o quedarte una semana en el bosque, lava tu espíritu”. John Muir

John Muir vivió entre 1838 y 1914, es el héroe estadounidense y si no mundial de la conservación de la naturaleza, por lo cual merece gran reconocimiento y mérito, Muir migró de Escocia a Norteamérica con su familia, su padre era un estricto y casi déspota creyente, pero con ideologías liberales. El señor Muir comenzó a alejarse de la verdad bíblica cada vez más, mientras realizaba estudios universitarios, estudiaba la geología y las nuevas teorías naturalistas, las cuales eran contrarias al récord Bíblico; de manera que mezcló sus creencias deístas con su conocimiento y amor por la naturaleza para iniciar un movimiento que veían a la naturaleza como parte de Dios. Hoy las ideas de Muir se han convertido en una popular corriente idealista, misma que aunque nació de muchas fuentes, pero se inspira en este popular defensor de la naturaleza.

Con la aparición de teorías científicas (filosofía sobre el origen), que contradicen la historicidad bíblica, comenzó a crecer el número de personas que abandonaron la creen- cia en Dios, las cuales se declararon ya sea ateas o agnósticas. Este movimiento humanista agnóstico en los últimos tiempos está perdiendo gran cantidad de adeptos de sus ideales puristas ya que estas personas, motivadas por su divinidad interna dada por Dios, buscan algún tipo de experiencia espiritual y se alejan de una compresión 100 % naturalista, por lo cual la filosofía al estilo de John Muir les ha caído como anillo al dedo y es muy común escuchar a las personas encontrando a dios en la naturaleza en vez de entender que hay un Dios creador de esa naturaleza.

Para las masas, la adoración a la tierra tiene mucho sentido, es perfectamente armonizable con las teorías naturalistas ya que aunque la ciencia describa un proceso evolutivo, no hay por dudar que este proceso fue guiado por la madre naturaleza, después de todo, ella es todo lo que vemos, nos da los alimentos y todo lo que necesitamos, luego al morir, regresamos a ella. En América Latina este movimiento tomó más fuerza al popularizarse las creencias de los Quechuas, los cuales poseen una diosa llamada la Pachamama y hoy día la madre naturaleza ya tiene nombre cortesía de los incas.

Pero la Pachamama por sí sola no puede llenar el vacío de intimidad espiritual, ella crea y nos recibe en la muerte, pero no puede sobrevivir por si sola, más bien, ella nos ha dado la tarea de defenderla y cuidarla, ya que nosotros su creación, tenemos el poder de destruirla, entonces todos aquellos “iluminados” pueden unirse para promover la paz y el amor entre los unos y hacia su madre. La plataforma perfecta para fomentar el amor y darnos cuenta de nuestra divinidad interna, es el misticismo oriental; ya sea ideas hindúes o budistas (o ambas), nos presentan la forma perfecta de iluminación, al buscar dentro de nosotros mismos ese conocimiento de divinidad que nos despertará en un nuevo conocimiento de nuestro propósito de cosalvadores y dioses al lado de nuestra Pachamama.

En el conocimiento pagano popular, la ortodoxia no tiene cabida, sino más bien, toman ideologías sin importar que sean exclusivistas, de todas hacen una  síntesis que complace sus sentimientos, los libera y no los acusa de ningún tipo de pecado. El sexo es permitido en todas sus formas porque es amor entre hermanos, las drogas son un producto más de nuestra madre y les ayuda a estar en mejor armonía con ella, no hay ningún problema con satisfacer sus cuerpos de cualquier manera porque no es contrario a su propósito. Para estos iluminados, la violencia es permitida solo contra todos los retrógrados que no han entendido el sentido de la vida, estos ya perdieron toda esperanza de ser parte del UNO, al tener sus mentes alteradas por su religión desactualizada e intolerante, y eso ellos no lo pueden tolerar.

Producción de Co2, el pecado imperdonable

Génesis 8:22 (RVR1960)

22 Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.

En las últimas dos décadas, la noticia que más ha impresionado al mundo, es que hemos tomado la decisión de que el hombre puede destruir al mundo entero y su arma mortífera es el dióxido de carbono. Es un hecho que para que una idea de esta magnitud prolifere, la sociedad debe de perder la convicción de que hay un Dios en los cielos que todo lo ve, todo lo controla y todo lo planeó para su gloria, por lo tanto, después de muchos años de repetir en las clases de las escuelas, que la Biblia es una historia ficticia y que somos el producto de piedras movidas por las leyes físicas, ya era hora de proclamarnos los destructores del mundo, para al mismo tiempo poder ser nuestros propios salvadores.

La teoría dice que debido al aumento de la población   y el uso de combustibles fósiles, el ser humano está aumentando los niveles de CO2 en la atmósfera a niveles casi incompatibles con la vida en el planeta, ya que este gas, causa un efecto invernadero lo cual desequilibra todo nuestro sistema planetario, causando un colapso que inicia con un grave desorden climático. Al principio el fenómeno fue llamado calentamiento global, sin embargo, al no ser consistente con los datos, se le cambió su nombre a “Cambio Climático” y de esta manera cualquier fallo puede ser escondido detrás de este nombre ya que si la tierra no se calienta y sucede lo opuesto, el nuevo nombre puede incluir esta tendencia.

Se han hecho una gran cantidad de predicciones proféticas de destrucción a través de los años tales como:

En 1989 el señor Noel Brown, un oficial mayor del departamento del medio ambiente de las Naciones Unidas, dijo que si no revertíamos el calentamiento global para el año 2000, naciones enteras desaparecerían debido al incremento del nivel del mar; En el año 2007 el presidente de la IPCC (Intergovernamental Panel of Climate Change), dijo que si no actuábamos antes del 2012 contra el cambio climático, sería demasiado tarde. Para terminar con estos ejemplos entre muchísimos, no podíamos dejar por fuera al príncipe Charles, príncipe de Gales, quien en el 2009 dijo delante de una gran audiencia de ambientalistas y empresarios, que “solo nos quedaban noventa y seis meses para salvar el planeta” lamentablemente todas estas predicciones no pasaron la prueba y hoy quedan como testigos silenciosos de ineptitud humana.

El CO2 es un gas de suma importancia para el planeta y no un enemigo de los humanos, en este momento la atmósfera posee un promedio de aproximadamente 400 ppm (partes por millón) de CO2, sin embargo, en espacios cerrados este nivel sube considerablemente, por ejemplo en un submarino el nivel se mantiene por debajo de 5000 ppm, por el contrario, en un campo de agricultura en pleno desarrollo, puede bajar a 200 ppm. Algunos expertos señalan que a 150 ppm las plantas comienzan a morir y que lo ideal para el planeta es un nivel de al menos 1000 ppm. En las últimas décadas, la cantidad de CO2 en la atmósfera se ha incrementado en un 30 % lo cual ha resultado en un aumento del 15 % en la producción agrícola mundial, sin mencionar que el planeta esta más verde que nunca en la historia reciente, además, es una práctica común inyectar CO2 a los invernaderos para incrementar la producción.

No se ha determinado con exactitud qué es lo que incrementa los niveles de CO2 en la tierra, el hombre si ha contribuido con esta cantidad, sin embargo, el porcentaje aportado por el hombre es mínimo, los datos varían de 2% a 10 % según la fuente que se busque; en el pasado los ni- veles de CO2 en la atmósfera han variado radicalmente, el siguiente diagrama presenta los niveles históricos estima- dos del CO2 en el planeta en escala histórica secular:

Como podemos observar el dióxido de carbono estuvo a niveles superiores a los 4000 ppm en el pasado y en reali- dad hoy el nivel es realmente bajo, tomando en cuenta que el mínimo aceptable es de unos 200 ppm. La idea de que el CO2 es el responsable de incrementar la temperatura del planeta no ha podido ser demostrada, por lo contra- rio, los incrementos de CO2 se muestran como resultado del calentamiento del clima y no al revés, además, en los últimos 20 años, el dióxido de carbono se ha incrementa- do, pero el clima no ha mostrado cambio alguno como lo muestra el siguiente gráfico:

En todas las gráficas que podamos buscar, lo que se da por un hecho es que el clima cambia constantemente, he ahí lo apropiado del nombre “Cambio Climático” que al final no significa absolutamente nada. Observemos la gráfica de Calentamiento global:

A simple vista se puede observar un brusco cambio en las temperaturas desde 1880 hasta la fecha, sin embargo, la gráfica posee una gran escala en el axis horizontal, pero una escala de solo 0,6 Celsius en el axis vertical, entonces, de esta gráfica no se concluye que el clima se esté calentando tanto, sino más bien, que el clima ha permanecido increíblemente estable por los últimos 200 años.

Pero ¿qué tan importante es el CO2 como gas de efecto invernadero? Resulta que el CO2 no es el único gas de efecto invernadero, sino que además tenemos el metano que es muy importante, los óxidos nitrosos y los gases fluoruros. Cuando se presenta una gráfica donde se utilizan estos cuatro gases, entonces, el CO2 parece ser de- terminante en el efecto invernadero, sin embargo, estas gráficas presentadas al público dejan por fuera al gas de efecto invernadero más importante de todos y por mucho, el cual es el vapor de agua. Observemos como al presentar la información sin el vapor se puede manipular la opinión publica:

Al tenerlos lado a lado podemos ver la gran diferencia que hace el incluir o excluir el vapor de agua en la gráfica, al lado izquierdo vernos que sin el vapor, el CO2 es presentado como el 81 % de los gases, por esta razón se puede in- ferir que cualquier incremento en este gas por parte de los humanos podría causar efectos globales. Cuando vemos la gráfica que incluye a todos los gases, contra el vapor de agua (gráfico a la derecha) el CO2 conforma tan solo 3.62

% por lo cual una variación en este gas del 5 % total por producción humana conformaría un porcentaje demasiado pequeño para ser tomado en cuenta.

El diálogo sobre este tema es válido y las personas podemos tener discrepancias, el problema es que este tema posee graves consecuencias, la primera es el encarecimiento en la producción de energía en aras de producirla con energías más “limpias”, lo cual no afecta tanto a los que pueden pagar por esas energías, sin embargo, los pobres son los que terminan sufriendo, porque para ellos las energías “limpias” son un lujo que no pueden pagar. El peor pecado de este movimiento alarmista pagano, es que se han gastado en los últimos quince años al menos unos cuatro millones de millones (cuatro trillones) de dólares para mitigar emociones de CO2, sin absolutamente ningún resultado, más que la injusticia de desperdiciar todo ese dinero en una fantasía.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Arthur B. Robinson Center on Climate and Envi- ronmental Policy | Heartland Institute. (s. f.). Recupera- do 13 de julio de 2016, a partir de https://www.heartland. org/issues/environment
  2. Celebrate! UN IPCC Chairman Pachauri: It’s Too Late to Fight Climate Change! | Climate Depot. (s. f.). Recuperado 12 de julio de 2016, de http://www.climate-

depot.com/2012/01/02/celebrate-un-ipcc-chairman-pa- chauri-its-too-late-to-fight-climate-change/

  • Do high levels of CO2 in the past contradict the warming effect of CO2? (s. f.).  Recuperado  13  de ju- lio de 2016, de https://www.skepticalscience.com/print. php?r=77
  • Environmental Group Breaks the Silence on Population Control – The New York Times. (s. f.). Re- cuperado 12 de julio de 2016, de http://www.nytimes. com/2011/11/01/science/earth/bringing-up-the-issue-of- population-growth.html?_r=1
  • Global Warming | Clearing the Air | NCPA.org. (s. f.). Recuperado 13 de julio de 2016, de http://environ- mentblog.ncpa.org/category/global-warming/
  • IPCC – Intergovernmental Panel on Climate Change. (s. f.). Recuperado 12 de julio de 2016, de http:// www.ipcc.ch/
  • Just 96 months to save world, says Prince Charles | Green Living | Environment | The Independent. (s. f.). Re- cuperado 12 de julio de 2016, de http://www.independent. co.uk/environment/green-living/just-96-months-to-save- world-says-prince-charles-1738049.html#
  • Mercury News: Search Results. (s. f.). Recu- perado 12 de julio de 2016, de  http://nl.newsbank. com/ nl- search/ we/ Archives? p_ pro duct= SJ& s_ site=mercurynews&p_multi=SJ&p_theme=realcities&p_ action=search&p_maxdocs=200&p_topdoc=1&p_ text_direct-0=0EB7304FF9A84273&p_field_direct-0-

=document_id&p_perpage=10&p_sort=YMD_date:D&s_ trackval=GooglePM

  • Number of Abortions in US & Worldwide – Num- ber of abortions since 1973. (s. f.). Recuperado 12 de ju- lio de 2016, de http://www.numberofabortions.com/
  • Resisting the Green Dragon: Dominion, Not Death 2, James Wanliss – Amazon.com. (s. f.). Recuperado 12 de julio de 2016, de https://www.amazon.com/Resis ting-Green-Dragon-Dominion-Death-ebook/dp/B00A6- Z5AWW/ref=sr_1_fkmr0_1?ie=UTF8&qid=1468359195 &sr=8-1-fkmr0&keywords=jim+wanliss+green+dragon
  • Scared Witless: Prophets and Profits of Climate Doom: Larry Bell: 9781941071212: Amazon.com: Books. (s. f.). Recuperado 13 de julio de 2016, de https://www. amazon.com/Scared-Witless-Prophets-Profits-Climate/ dp/194107121X/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1468387865 &sr=8-1&keywords=scared+witless
  • Scientist’s Explanation for Global Greenhouse Warming! (s. f.). Recuperado 13 de julio de 2016, de http:// www.global-warming-and-the-climate.com/greenhouse- warming-argument.htm
  • The Story of My Boyhood and Youth: John Muir: 9781503292932: Amazon.com: Books. (s. f.). Recuperado 12 de julio de 2016, de https://www.amazon.com/Story- My-Boyhood-Youth/dp/1503292932
  • What is transhumanism, or, what does it mean to be human? | ExtremeTech. (s. f.). Recuperado 13 de julio de 2016, de http://www.extremetech.com/extreme/152240- what-is-transhumanism-or-what-does-it-mean-to-be-hu- man (s. f.).

Max Vindas estudió Manejo de Recursos Naturales y Ecoturismo. Trabaja como Guía de Turismo en Costa Rica. Tiene un  ministerio  de  enseñanza  en la Iglesia Pacto de Gracia, principalmente en el tema de Apologética. Tiene dos hijos de veintitres y veinticuatro años y una hija de veinte.

A %d blogueros les gusta esto: