¡NUEVO HALLAZGO ARQUEOLÓGICO!

Por Apos Tolico

Reforma Siglo XXI, Vol. 10, No. 1

Se ha publicado este pasado Enero en el British Arqueological Review, tremendas noticias sobre el canon del Nuevo Testamento. En excavaciones en Alejandría, sede antigua del Cristianismo y lugar de bibliotecas religiosas desde hace milenios, se ha encontrado rollos muy antiguos. Utilizando los métodos de carbono 14, radioactividad, y análisis profesional de tinta y materiales, se ha llegado a la conclusión certera de que estos rollos provienen del primer siglo del Cristianismo. Todos los rollos son libros del Nuevo Testamento, y algunos eruditos creen que podrían ser los mismos originales que salieron de la mano de los apóstoles Pablo, Pedro y Juan – ¡y tal vez de Jesús mismo!

El rollo de Romanos es el más asombroso de todos, según el informe. No sólo está totalmente completo, sino contiene 1027 palabras adicionales a nuestro actual libro de Romanos – lo cual levanta muchas inquietudes en cuanto al proceso de preservación y copias de nuestro Nuevo Testamento. Los arqueólogos constatan que hay otros fragmentos que muestran partes de otros libros que tampoco tenemos en nuestra Biblia hoy. Algunas de las Sociedades bíblicas están comenzando gestiones para añadir estas porciones a futuras ediciones de la Biblia.

Lo que se perdió

Las 1027 palabras adicionales revelan nuevas perspectivas en cuanto al ministerio apostólico nunca antes conocidas. Aquí incluimos algunas declaraciones de Pablo.

Guerra espiritual – Romanos 17

En Romanos 17, Pablo afirma que la razón por la que el Espíritu Santo no los dejó entrar a Bitinia (Hechos 16:7) era para preservar su vida. Había asideros de grandes jerarcas demoníacas que poseían Bitinia, y era peligroso para cualquier Cristiano. Pero Pablo y otro hermano llamado Kony Shavesh subieron al monte Areópago, e hicieron guerra espiritual por 40 días y 40 noches sin beber ni comer cosa alguna. Por revelación profética recibieron los nombres y lugares exactos de las potestades en Bitinia, y por acto apostólico que sólo Pablo y Kony saben, liberaron la tierra de Bitinia – para alivio del Espíritu Santo. Luego fueron y realizaron tremendas campañas en cada ciudad.

Escuelas proféticas establecidas – Romanos 18

En el siguiente capítulo, Romanos 18, Pablo declara cómo había establecido escuelas proféticas en las ciudades de Asia Menor, Grecia y ahora tiene deseos de hacer lo mismo en Roma. Responde a la inquietud de algunos que creían que las Escrituras eran suficientes, reprendiendo su ‘ortodoxia muerta’, y recordándoles que los verdaderos siervos de Dios le harán caso a él.

Pablo cuenta que la idea de las Escuelas Proféticas realmente la tomó de la religión mistérica de Isis, y también los gnósticos, pero que Dios santificaba cualquier idea que un apóstol tenía. Dice en este capítulo de Romanos también a los que quieren ser apóstoles, «Palabra fiel es esta: Si alguno anhela el apostolado buena obra desea. Pero es necesario que el apóstol sea reconocido y graduado de mi escuela profética» (Romanos 18:23).

Fórmula para la prosperidad – Romanos 19

Pablo explica en más detalle lo que era el ‘don espiritual’ que quería compartir con ellos, mencionado en Romanos 1:11. Es la llave para la prosperidad. Esta llave consiste en dos partes: 1) Romper las maldiciones que atrapan a la persona en la pobreza; 2) Enviar una ofrenda para sus Escuelas Proféticas. De esta manera los fieles podrán asegurarse de mucha prosperidad.

En este capítulo Pablo tiene que explicar una ‘metida de pata’ que dio en Romanos 5:1-11. Aunque ahí habla de ‘gloriarse’ en la maravillosa reconciliación con Dios por medio de Cristo, y la bendición de ser justificados y firmes en la fe, realmente no es tan glorioso. Todavía hace falta un montón de otras cosas. Pablo admite que se dejó pasarse un poco en un tema no tan importante. Más glorioso es procurar ser apóstol, librar guerra espiritual, procurar profetizar como él, buscar la prosperidad al pactar su ofrenda con Pablo, y una lista más que aquí no vamos a incluir.

Cultos de mucha bendición – Romanos 20

En este capítulo Pablo menciona que una ola de bendición del Espíritu Santo se había desatado. Mientras que antes (como se relata en el libro de Hechos) se reunía en casas y cualquier lugar que pudieran, ahora esperaba utilizar el mismo Coliseo para su llegada a Roma. En este capítulo cuenta que en Bitinia tuvieron campañas con las asistencia de miles, y con la poderosa manifestación del Espíritu Santo.

Una manifestación nueva del Espíritu Santo que Pablo experimentaba era la nueva unción de ‘Visión clara’. Según la poca información que Pablo da (sólo un versículo lo describe – Romanos 20:14), parece un estado de éxtasis, acompañado con una mirada muy rara que dura hasta tres días. Hace que las personas miren cosas que el ser humano común no ve. Los señores de la revista British Arqueological Review especulan que era un estado casi hipnótico en que se cruzaban los ojos y los ojos se quedaban pegados. Cuando veían doble, creían que estaban viendo demonios o ángeles. Pablo declara que quiere compartir la manifestación de la ‘Visión clara’ a los Romanos también – si eran capaces de recibirlo.

¿El verdadero papado? – Romanos 21

El último capítulo de este rollo es la parte más asombrosa y será la más problemática para muchos. Aquí Pablo declara que el espíritu apostólico ahora descansaba solamente sobre él y Kony, y que los otros apóstoles Pedro, Juan, Mateo, etc. simplemente eran maestros en la Iglesia. Pablo menciona que quiere ir a Roma como centro del Imperio para establecer no sólo Escuelas Proféticas, sino el centro plhroma baqoj (pleroma bathos). Este centro realmente será el futuro centro de la Iglesia mundial, difundiendo todos los conocimientos nuevos que el Espíritu le diera a Pablo y sus seguidores. El curso principal de este centro es: ‘La necesidad de recibir la unción de Visión clara para predicar cualquier texto bíblico’. Pablo afirma que el que ve el texto bíblico normalmente, por lo que dice de manera natural, no está viendo ni la mitad de lo que el Espíritu quiere decirnos.

Parece que Pablo se declara el verdadero papa de la Iglesia cuando relega a Pedro y los demás a un estatus inferior a él. ¿Será necesario hacer una revisión de toda la historia de la Iglesia con base en estos hallazgos?

A %d blogueros les gusta esto: