LOS 5 PUNTOS DEL CALVINISMO

Por Joel Barnes

Reforma Siglo XXI, Vol. 19, No. 2

A continuación se presentan las explicaciones del TULIP (un acrónimo que representa los postulados principales del calvinismo), seguido de textos bíblicos de apoyo. Recuerda que no todos los textos de apoyo enseñarán explícitamente un principio determinado. En tales casos, el principio del calvinismo en cuestión será, para tomar prestado de una antigua confesión, “deducido por buena y necesaria consecuencia de” los textos de apoyo.

T: Depravación total (o incapacidad total)

Cuando los calvinistas hablan del hombre como totalmente depravado, quieren decir que la naturaleza del hombre es corrupta, perversa y pecaminosa por completo. El adjetivo “total” no significa que cada pecador sea tan total o completamente corrupto en sus acciones y pensamientos como podría ser. En cambio, la palabra “total” se usa para indicar que todo el ser humano ha sido afectado por el pecado. La corrupción se extiende a todas las partes del hombre, su cuerpo y su alma; el pecado ha afectado todas (la totalidad) de las facultades del hombre: su mente, su voluntad, etc.

Como resultado de esta corrupción innata, el hombre natural es totalmente incapaz de hacer algo espiritualmente bueno; así, los calvinistas hablan de la “incapacidad total” del hombre. La incapacidad que se pretende con esta terminología es la incapacidad espiritual; significa que el pecador está tan espiritualmente en quiebra que no puede hacer nada que corresponda a su salvación. El hombre natural es esclavo del pecado; es hijo de Satanás, rebelde contra Dios, ciego a la verdad, corrupto, incapaz de salvarse a sí mismo o de prepararse para la salvación.

Muerte espiritual

Génesis 2:16-17; Salmos 51:5; Salmo 58:3; Juan 3:5-7; Romanos 5:12; Efesios 2:1-3; Colosenses 2:13.

Mentes entenebrecidas y corazones corrompidos

Génesis 6:5; Génesis 8:21; Eclesiastés 9:3; Jeremías 17:9;

Marcos 7:21-23; Juan 3:19; Romanos 8:7-8; 1 Corintios 2:14;

Efesios 4:17-19; Efesios 5:8; Tito 1:15.

Esclavitud al pecado y a satanás

Juan 8:34; Juan 8:44; Romanos 6:20; Efesios 2:1-2; 2 Timoteo 2:25-26; Tito 3:3; 1 Juan 3:10; 1 Juan 5:19.

Esclavitud universal

1 Reyes 8:46; 2 Crónicas 6:36; Job 15:14-16; Salmo 130:3;

Salmo  143:2;  Proverbios  20:9;  Eclesiastés  7:20; Eclesiastés

7:29; Isaías 53:6; Isaías 64:6; Romanos 3:9-12; Santiago 3:2;

Santiago 3:8; 1 Juan 1:8; 1 Juan 1:10.

Incapacidad para cambiar

Job 14:4; Jeremías 23:13; Mateo 7:16-18; Mateo 12:33; Juan

6:44; Juan 6:65; Romanos 11:35-36; 1 Corintios 2:14; 1 Corintios 4:7; 2 Corintios 3:5.

A %d blogueros les gusta esto: