I: GRACIA IRRESISTIBLE (O EL LLAMADO EFICAZ DEL ESPÍRITU)

Reforma Siglo XXI, Vol. 19, No. 2

Aunque el llamado externo general del Evangelio puede ser rechazado, y a menudo lo es, el llamado interno especial del Espíritu nunca deja de resultar en la conversión de aquellos a quienes se hace. Este llamado especial no se hace a todos los pecadores, sino que se emita para los elegidos solamente. El Espíritu no depende de ningún modo de su ayuda o cooperación para el éxito en su obra de llevarlos a Cristo. Es por esta razón que los calvinistas hablan del llamado del Espíritu y de la gracia de Dios al salvar a los pecadores como “eficaces”, “invencibles” o “irresistibles”. La gracia que el Espíritu Santo extiende a los elegidos no puede ser frustrada ni rechazada; nunca deja de llevarlos a la verdadera fe en Cristo.

El espíritu salva

Romanos  8:14;  1  Corintios  2:10-13;  1  Corintios  6:11; 1

Corintios 12:3; 2 Corintios 3:6; 2 Corintios 3:17-18; 1 Pedro 1:1-2.

El espíritu otorga el nuevo nacimiento

Deuteronomio  30:6;  Ezequiel  11:19;  Ezequiel  36:26-27;

Juan 1:12-13; Juan 3:3-8; Juan 5:21; 2 Corintios 5:17-18;

Gálatas 6:15; Efesios 2:5; Efesios 2:10; Colosenses 2:13;

Tito 3:5; 1 Pedro 1:3; 1 Pedro 1:23; 1 Juan 5:4.

El espíritu revela los secretos de Dios

Mateo   11:25-27;  Mateo   13:10-11;  Mateo 13:16;

Mateo 16:15-17; Lucas 8:10; Lucas 10:21; Juan 6:37;

Juan 6:44-45; Juan 6:64-65; Juan 10:3-6; Juan 10:16; Juan 10:26-29;

1 Corintios 2:14; Efesios 1:17-18.

El espíritu da fe y arrepentimiento

Hechos 5:31; Hechos 11:18; Hechos 13:48; Hechos 16:14;

Hechos 18:27; Efesios 2:8-9; Filipenses 1:29; 2 Timoteo 2:25-26.

El espíritu llama eficazmente

Romanos 1:6-7; Romanos 8:30; Romanos 9:23-24;

1 Corintios 1:1-2; 1 Corintios 1:9; 1 Corintios 1:23-31; Gálatas

1:15-16; Efesios 4:4; 2 Timoteo 1:9; Hebreos 9:15; Judas  1:1;

1 Pedro 1:15; 1 Pedro 2:9; 1 Pedro 5:10; 2 Pedro 1:3; Apocalipsis 17:14.

Salvación dada por un Dios soberano

Isaías 55:11; Juan 3:27; Juan 17:2; Romanos 9:16;

1 Corintios 3:6-7; 1 Corintios 4:7; Filipenses 2:12-13; Santiago 1:18;

1 Juan 5:20.

A %d blogueros les gusta esto: