Ídolos de Destrucción: El conflicto entre la fe cristiana y la cultura secular

Herbert Schlossberg

448 páginas, USD 15

La historia no es cíclica ni el universo, eterno. Dios lo transformara según su propósito glorioso. La sociedad actual ha dado máximo valor a todo lo que es apetecible para el ser humano pecaminoso, y es esto lo que adora, promueve y defiende. Dios ha sido desplazado y eso inexorablemente llevará a la sociedad a su destrucción. La lectura de este libro lleva a la reflexión y a la acción. La Iglesia de Cristo, parafraseando a Jeremías, debe proclamar cual mandato: “Vuélvete, oh sociedad actual idólatra, dice Jehová; no hare caer mi ira sobre ti, porque misericordioso soy yo, dice Jehová, no guardare para siempre el enojo” (Jeremías 3:12)

-Alonzo Ramírez, Rector y Profesor del Seminario Bíblico Reformado del Perú

La caída en el huerto de Edén fue el inicio de la fábrica de ídolos que nacen del corazón pecaminoso del ser humano. Creyendo desde entonces que las cosas no son como Dios dice, la humanidad ha insistido en levantar sus propios ídolos muertos e ideas rebeldes. Crea su historia a su conveniencia, levanta al Estado como un dios y promueve revolu­ciones enmarcadas en envidias y robos. Dentro de la Iglesia, la apostasía y el error blasfemo se deslizan como la serpiente antigua para hablarnos de un paraíso humano, prometiendo aquel mismo “no moriréis”. Te invito a que leas ídolos de destrucción, y verás cómo la sociedad secular que reta la moral, las libertades, la verdad y la doctrina cristiana, siempre ha buscado levantar su cabeza con diferentes disfraces.

-Carlos M. Cruz Moya, Pastor de la Iglesia Presbiteriana Reformada (OPC) de San Juan, Puerto Rico

A %d blogueros les gusta esto: