sample

CLIR

CONFRATERNIDAD LATINOAMERICANA DE IGLESIAS REFORMADAS

avanzada

COMENTARIO SOBRE HAGEO

JUAN CALVINO

(91 páginas, USD 5.5)

Unos 85 años antes del ministerio de Hageo, el profeta Habacuc había escrito: "Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos. En medio de los tiempos hazla conocer. En la ira acuérdate de la misericordia" (Habacuc 3:2).

Esta es la petición de alguien que anhela ver la obra de Dios avanzando en la historia. El profeta Hageo fue llamado a realizar una tarea concreta y específica: Despertar a los hijos de Israel para que retomaran la labor de reconstruir el templo en Jerusalén. El templo, el símbolo externo de la religión del Dios del Pacto, ocupa un lugar central en el desarrollo de los planes de Dios en la historia. Mantener la obra detenida es señal de gran indolencia espiritual por parte del pueblo que lleva en sus venas el llamado de ser "un reino de sacerdotes y una nación santa" (Éxodo 19:6).

En lugar dedicarse a la reconstrucción del templo, Israel se ha ocupado en sus propios asuntos personales. Estas labores no son malas en sí mismas, pero Hageo señalará con claridad, "no es momento de invertir fuerzas, tiempo y recursos en eso”. Era momento de hacer lo que se debía hacer; es decir, era momento de hacer avanzar la obra de Dios en medio de aquellos tiempos.

El mensaje de Hageo enseñará los fundamentos y razones básicos para retomar la obra y redargüirá a los hijos de Israel quienes corregirán su curso de acción retomando la labor de reconstrucción.

¿Resonará en nuestros corazones el mensaje de Hageo de que hay que hacer lo que se debe hacer, es decir, impulsar la obra de Dios en nuestros propios tiempos? Es nuestra oración que este nuevo comentario de Calvino nos aliente a la obediencia en la historia.